Sobre las redes sociales y la eliminación de una fotografía artística

¿Puede una obra de arte herir los sentimientos de una persona? ¿Puede algo artístico generar rechazo?

Entiendo que sí, pero también creo que la fotografía de la que voy a hablar no entraría en este caso.

Hace unos días a la fotógrafa Mercedes Fittipaldi, le fue eliminada de una de las mayores redes sociales una fotografía por contener un desnudo del torso de una mujer.

Al parecer, una fotografía en blanco y negro donde puede verse a una mujer envuelta en pintura de diferentes tonos, es algo que agrede a los ojos de quien la ve.

Nos creemos muy modernos por utilizar las redes sociales y estar en la vanguardia de la comunicación. Nos parece divertido subir imágenes con el postureo habitual de la foto de perfil. Nos parece atrevido compartir imágenes de fiestas locas, de posados provocadores, de gestos obscenos. Pero creo que aún nos queda mucho por aprender sobre la ética y la estética de la convivencia, sobre las leyes de la comunicación visual y artística. Y sobre la decencia.

A mediados de la década de 1990, un adolescente fue expulsado de una escuela secundaria pública en Eugene, Oregón, por ilustrar un trabajo con la reproducción de una obra de arte que mostraba un desnudo frontal. La obra de arte en cuestión era el David de Miguel Ángel.

Juzgadlo vosotros mismos.

OLYMPUS DIGITAL CAMERA